divendres, 5 de maig de 2017

GENET I LES CAROLINES

Les poques referències que tenim de la seva existència vénen del llibre Diari del lladre de Jean Genet. 




50 anys abans de la manifestació per l'alliberament homosexual, de juny 1977, per les Rambles de Barcelona, possiblement va tenir lloc una important mobilització de joves transvestits entre la zona baixa d'aquest passeig i les viatges Drassanes.

A inicis dels anys 30, Jean Genet era un apàtrida sense ofici, ni benefici que es mal-guanyava la vida prostituint-se o robant per un xulo manc anomenat Stilitano. Es movia per la zonal del Raval, des del carrer del Carme fins a les Drassanes i entre Rambla i el Paral·lel. Podia anar també a la recerca de clientela a l'entorn del bordell de Madame le Petit o a la Criolla. En la seva obra Querelle de Brest apareix un local anomenat "La Feria", molt del que es diu ho va viure a Barcelona entre les Drassanes i el carrer Cid. La Feria tenia molt del bordell i el conegut cabaret.

A Diari del lladre compte la presència de joves transvestits en un local proper a la Criolla anomenat Cal Sacristà. Eren els locals preferits, als quals acudien, podien vestir a l'última moda francesa, o anar de "faralaes" amb "peineta" inclosa. Genet es queixava que per poder "exercir" en aquests locals havia de transvestir-se, o era expulsat automàticament.





Un dels espais preferits per iniciar les trobades sexuals eren les vespacianes, uns urinaris que estaven presents en aquesta zona.

El 1933 Barcelona viu un seguit de revoltes i diverses bombes anarquistes van destruir alguna de les vespacianes freqüentades per les Carolines, nom amb el qual denominava a les persones que acudien transvestides a aquesta zona. (1) Això les va revoltar i van organitzar el que bé pot ser la pionera de les mobilitzacions LGTB de la història: la revolta de les Carolines. En el seu article "La santedat de Genet", Juan Goytisolo extreu aquest text de Diari d'un lladre en el qual cita aquesta marxa:

"!Estaba cerca del puerto y del cuartel, y la cálida orina de millares de soldados había corroído su chapa de metal. Al constatar su muerte definitiva, las Carolinas con chales, mantillas, trajes de seda y chaquetillas ajustadas acudieron a ella en solemne delegación para depositar un ramo de flores rojas anudado con un crespón de gasa. El cortejo partió del Paralelo, torció por la calle San Pablo, bajó por La Rambla hasta la estatua de Colón. Eran las ocho de la mañana, el sol iluminaba la escena. Las vi pasar y las acompañé de lejos. Sabía que mi puesto estaba en la comitiva: sus voces heridas, sus gritos de dolor, sus gestos exagerados, se proponían atravesar el espeso desprecio del mundo. Las Carolinas eran grandiosas: las Hijas de la Vergüenza.


Llegadas al puerto, torcieron a la derecha en dirección al cuartel, y sobre la chapa herrumbrosa y hedionda del meadero público, sobre su chatarra muerta, depositaron las flores."





José March Fierro (2) al bloc que adjunt a sota afegeix aquest comentari de l'esmentat article de El País:

..."llama a las Carolinas valientes precursoras de "las gasolinas" parisienses de mayo de 1968. Vete a saber quienes fueron las gasolinas de Paris, pero estoy convencido de que nunca ha habido travestidos más fieros que los que habitaron el barrio chino entre los años veinte y treinta del siglo pasado. Ni "gasolinas" del Paris de mayo del 68, ni los amanerados del Magic City del Paris de los años treinta, ni los travestidos del Dorado berlinés.

Los travestis catalanes se mezclan con el ambiente anarquista y directamente delincuente y en la crónica policial de Barcelona de aquellos años con frecuencia aparecen hombres disfrazados de mujer que han participado en un atraco en calidad de quien lleva la pistola, o han seducido a jóvenes a los que llevan a parajes solitarios del Tibidabo donde los roban, o se suman a las revueltas para asaltar el cuartel de Atarazanas."


Buscant per les xarxes he trobat aquest dibuix (2) del barri Xino barceloní any 1933. El seu autor és un genial dibuixant anomenat David Santsalvador, va morir a la Batalla de l'Ebre defensant la república.





Per acabar, trec aquest fragment de Diari del Lladre:

"Por Carnaval era fácil travestirse. En un hotel robé una falda de volantes y una blusa. Una noche crucé desesperadamente la ciudad tapado con una mantilla y un abanico, para ir a la Criolla... Nada mas llegar se me rasgó la cola de la bata. Me volví furioso.
-Perdone, lo siento.
...Alguien cerca dijo
-Disculpe, señora, es que usted cojea."
La gente se reía a mi alrededor... Furioso y humillado, salí entre las risotadas de los hombres y las Carolinas. Fui hasta el mar y en él ahogué la falda, la blusa, la mantilla y el abanico... Yo era pobre y estaba triste.
(3)





NOTES I MÉS INFORMACIÓ: 

(1) Segurament va ser l'intent d'assalt a les Drassanes, que va significar la desaparició de Flor de Otoño. Mireu: http://poldest.blogspot.com.es/2017/05/la-barcelona-del-lluiset-serracant-un.html

(2) La Criolla (III). Los travestis salvajes del barrio chino Del blog "No te quejarás por las flores que te he traído": http://lavaix2003.blogspot.com.es/2015/04/la-criolla-iii-los-travestis-salvajes.html

(3) Jean Genet, Diario del LadrónRBA (pag. 67-69)

1 comentari:

  1. Adjunto comentario de José March:

    Algo más de posible información sobre Las Carolinas. Es largo pero ahora mismo no tengo tiempo de abreviar: Desde siempre (un siempre que se puede limitar a un máximo de dos años, el tiempo que hace que me interesa la historia del barrio chino) había supuesto que el nombre de Carolinas era una invención de Jean Genet, que en el recuerdo del cortejo de los travestidos despidiendo la vespasiana se introdujo un nombre ajeno.
    En mi benevolencia, le perdonaba el error a Genet. El hombre, escribiendo años más tarde desde una celda de La Santé, incluso era normal que distorsionase y se equivocase con los nombres. Una evocación lejana, bastante hacía con pintarnos un fresco del ambiente en el que se movió.

    Y leo en el estupendo blog Un balcó al Poble Sec que un 1 de mayo de 1890 tuvo lugar por primera vez, y en el campo de las Carolinas, un mitin reivindicando la jornada de ocho horas. En el número de La Vanguardia que da cuenta de la reunión de trabajadores, hay alguna referencia que permite ubicar el lugar, al menos de una manera aproximada: cerca de la Ronda de San Pablo, una hondonada, en uno de los lados se levanta la iglesia de Santa Madrona. Con esos datos se puede encontrar alguna información.

    En marzo de 1895 se está aplanando el terreno y pavimentando la zona del Paralelo que corresponde al campo de las Carolinas (El Diluvio, marzo 1895).

    El almanaque de L'Esquella de la Torratxa de 1924, evoca el Paralelo de finales del XIX en un artículo de M. Balasch, y aparece el campo de las Carolinas, convertido cuando escribe el cronista en un music-hall llamado L'As. Más concreta no puede ser la referencia. L'As se encontraba entre Paralelo 100-102 y Conde Borrell 1-3.

    Con la suma de informaciones se puede acotar con bastante aproximación el emplazamiento del campo de las Carolinas: el cruce entre Aldana, Borrell y Paralelo quizá extendiéndose por el Paralelo y llegando hasta la calle Tapiolas.

    Desaparecería el campo de las Carolinas con la urbanización de aquella zona del Paralelo entre los años 1894-95, y aún por tiempo permanecería en el habla popular la denominación de Carolinas para referirse a la zona.

    ¿y el nexo entre el antiguo campo de las Carolinas y el nombre que da Genet a los travestidos?. El trayecto que éstos hacen hasta llegar a la vespasiana (desde el Paralelo, donde tuvo su origen la comitiva, girando por la calle San Pablo) es compatible con un inicio del duelo en el antiguo campo de las Carolinas. Cabe suponer, al menos me parece la hipótesis más plausible, que llamarlas carolinas indica el sitio donde desarrollaban su actividad. Entre las tapias, solares y algún desmonte del lugar.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

L'OFICI DE BASTAIX, MACIP I CAMÀLIC A BARCELONA

El segle XIV diferents mots senyalaven als estibadors del port de Barcelona. Tots ells de forma voluntària van ajudar a aixecar la Basílica ...